The perfect way to make risky business decisions

Justo hace poco leyendo la publicación de South Ventures, donde hablaban de la startup más exitosa de nuestros tiempos: Amazon y cómo utilizan la mentalidad del Día 1 para construir productos sin dejar de ser rápidos y obtener los resultados que buscan.

“Most decisions should probably be made with somewhere around 70% of the information you wish you had. If you wait for 90%, in most cases, you’re probably being slow,”
Jeff Bezos

Excelente lectura:

https://www.businessinsider.com/jeff-bezos-explains-the-perfect-way-to-make-risky-business-decisions-2017-4#rDGrohj1xHFBfvqC.99

How to Build Products Users Love (Kevin Hale)

☝ First impressions are important for the start of any relationship because it’s the one we tell over and over again, right?

  • “Two metaphors: acquiring new users as if we are trying to date them, and existing users as if they are a successful marriage”
  • “How do relationships work in the real world and how can we apply them to the way we run our business and build our product that way?”
  • “My argument for people who are very good at product is that they discover so many other moments and make them memorable : the first email you ever get , what happens when you got your first login , the links, the advertisements, the very first time you interacted with customer support.”
  • “All you have to do is make everyone do customer support .”
  • “Figure out how to have a story that people want to tell about your product where they are the most interesting one at the dinner table.” ☝

source: http://genius.com/Kevin-hale-lecture-7-how-to-build-products-users-love-part-i-annotated

El riesgo

“El riesgo más grande es no tomar ninguno. En un mundo que está cambiando tan rápido, la única estrategia que está garantizada a fracasar es no tomar riesgos”.

Zuckerberg.

Punto pálido azúl

“Desde este lejano punto de vista, la Tierra puede no parecer muy interesante. Pero para nosotros es diferente. Considera de nuevo ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestra casa. Eso somos nosotros. Todas las personas que has amado, conocido, de las que alguna vez escuchaste, todos los seres humanos que han existido, han vivido en él. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de ideologías, doctrinas económicas y religiones seguras de sí mismas, cada cazador y recolector, cada héroe y cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y campesino, cada joven pareja enamorada, cada madre y padre, cada niño esperanzado, cada inventor y explorador, cada profesor de moral, cada político corrupto, cada “superestrella”, cada “líder supremo”, cada santo y pecador en la historia de nuestra especie ha vivido ahí —en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol.

La Tierra es un escenario muy pequeño en la vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de una esquina de este píxel sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra esquina. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestras posturas, nuestra imaginada importancia, la ilusión de que ocupamos una posición privilegiada en el Universo… Todo eso es desafiado por este punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano en la gran y envolvente penumbra cósmica. En nuestra oscuridad —en toda esta vastedad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos.

La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, por el momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y formadora del carácter. Tal vez no hay mejor demostración de la locura de la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, subraya nuestra responsabilidad de tratarnos los unos a los otros más amable y compasivamente, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que siempre hemos conocido.” – Carl Sagan – Pale Blue Dot: A Vision of the Human Future in Space

A veces andamos por la vida olvidando que somos el punto azul,
espero el libro con ansias.

 

Source: http://vimeo.com/51960515